mantener la vitalidad con hábitos sanos

A medida que nos vamos haciendo mayores debemos ser más cuidadosos de cara a nosotros mismos y ser capaces de adquirir una serie de hábitos saludables que nos ayuden a encontrarnos bien con nosotros mismos.  Un hábito saludable es aquella costumbre cotidiana que de alguna manera influye de una forma positiva en el mantenimiento de nuestra salud.  De forma habitual se definen como hábitos saludables rutinas como no fumar, realizar un ejercicio moderado, no consumir excesivo alcohol o sal,  o tener una dieta equilibrada con al menos cinco raciones de fruta y verdura al día.  En definitiva, que tomemos conciencia de lo que mejor le sienta a nuestro cuerpo y busquemos la manera de sentirnos mejor.

Los hábitos más adecuados a seguir a medida que vamos cumpliendo años se centran en estos:

  • Realizar de una forma constante una actividad física adecuada.  Y es que mantener activo el cuerpo es una forma de mantener sana la mente también, y sin duda, un ejercicio suave y adaptado a cada persona es una manera de prolongar el bienestar.
  • Mantener una dieta equilibrada, rica en fibra, vegetales y frutas, y baja en grasas, con un aporte adecuado de calcio para evitar problemas como la osteoporosis.
  • Deberemos tener un cuidado dental especial, con visitas regulares al odontólogo para detectar y tratar eficazmente los posibles problemas bucales que vayan surgiendo y minimizar de esta manera el riesgo de perder alguna pieza dental.  Las visitas al dentista son obligatorias en el caso de que hagamos uso de una dentadura postiza o tengamos algún implante.
  • Deberemos mantener un cuidado adecuado de los pies, con visitas regulares al podólogo para que le traten problemas frecuentes de los pies.  Dado que son nuestro contacto directo con el suelo, es vital mantenerlos sanos y lo más cuidados posible.
  • Buscaremos la forma de prevenir posibles lesiones intentando así reducir el riesgo de caídas, de sufrir cualquier tipo de accidente de tráfico o cualquier otro riesgo para nuestra salud.
  • Por supuesto, eliminaremos de nuestra vida el tabaco y procuraremos reducir el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Y por último, evitaremos la automedicación, tomando sólo lo prescrito por el médico y manteniendo la duración y dosis pautadas por él.

Con estos pequeños consejos mantendremos nuestra vitalidad y nos sentiremos mucho mejor, que es al fin y al cabo el objetivo.

Hábitos saludables

Elena Ariño


Acompañando en procesos de búsqueda de empleo durante más de diez años, ayudando a abrir caminos y favoreciendo la autonomía. Formadora entusiasta, blogger apasionada y fanática de la web 2.0 y nuevas tecnologías en general. Conectora social online. Content curator de empleo.


Post navigation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>